Archivo de la etiqueta: personal

Por Los Viejos Tiempos – PACHI – a 26 años, tu amor nos acompaña

Estándar

Me parecio ver tus profundos ojos en el espacio en el que habita tu recuerdo … Y eso para mi es un hermoso regalo – Pandenadas –

Hoy quiero decirte,
que va tu recuerdo y tu ejemplo en mi mente
Cada paso de mi caminar
tu legado lo llevo presente
Tu mirada de amor, el calor de tus brazos
. . . . . . . . . . . . . . . . Paco Reyes “Papichi”

¡Uy! … Después de tantos años de su ausencia física, me atreví, por fin a escribir de “ÉL”.

Y ya no diré más por que hay un agua que me nubla la visión

.

.

Por Los Viejos Tiempos
– PACHI – a 26 años, tu amor nos acompaña

Más allá, del otro lado del tiempo; el tiempo ha transcurrido en el baúl de los recuerdos. El viejo tiempo del abuelo, ¡ah, como voló! … ¿Qué hora era? El abuelo era ya un hombre viejo.
¡Tenía casi cien años!, todo era viejo; excluyendo a los hijos de los hijos; viejas eran las canciones, las historias viejas de viejos amigos; siempre frescos. Viejos recuerdos:
Su chaleco gris, sus lentes, los delicados, café por la mañana, bolillo remojado… su sillón, la enciclopedia… Su olor a vainilla… ¡Ah! Viejos buenos tiempos eran los del abuelo.
Él era el alma de aquel viejo tiempo que cuelga de la pared, cuando nuestra risa era la de bebés, ahí es donde se detiene el tiempo. ¡Ah!… El tiempo ha transcurrido desde el tiempo del abuelo.
Desde aquella tarde en que escuchábamos atentos su silencio. Y ya desde entonces, sí que han volado los viejos tiempos ¿y cómo voló? … ¡Y que buen tiempo era, el tiempo del abuelo!

Pande .n_n.

viejos tiempos

.

.

.

.

.

.

.

.

Hay en los cajones de la memoria, una canción que canta el lápiz. Y más de mil palabras de amor para creer – Pandendas –

Anuncios

A UNA AMANTE DE LA VIDA

Estándar

Mi gente, la que hierve, la que ruge; es la que hace que el mundo sea todo agradable. En este mi pequeño mundo – Pandenadas –

Nadie como tú para hacerme reír.
nadie como tú sabe tanto de mí.
nadie como tú es capaz de compartir
mis penas, mi tristeza, mis ganas de vivir.
tienes ese don de dar tranquilidad,
de saber escuchar, de envolverme en paz.
. . . . . . . . . . . . . . . . Amalia Montero

 

Pues Hoy es el cumpleaños de una de las personas más importantes en mi vida, La Tía Lupita «Mi Yupis»

 

A UNA AMANTE DE LA VIDA

A una dama elegante:

Modelo de decoro, a quien debo gratitud
por todos esos momentos dulces con muecas de alegría;
esa … esa es su mejor virtud.

Mujer activa de corazón radiante, lleno de dulzura
quien promete cuidarme contra cualquier vicisitud
haciendo mella con su sonrisa, la más bella.

Ella es mi tía, a quien admiro con gran orgullo y altivez.
Hoy en su cumpleaños, quiero ofrendarle
Mi alegría de vivir, y en homenaje …

Le beso, le abrazo, le amo
Todos los días que estén por venir

Pande .n_n.

A una Amante de la Vida

.

.

.

.

.

.

.

Su Luz, sus Colores y sus Contrastes. Son los elementos que llenan los lienzos del tiempo … Los Amo, Nos Amo !!! Dedicado a todos mis queridos del entorno – Pandenadas –

Otoño

Estándar

Me senté una tarde a los pies de Apolo. Y todos se volvían amarillos. Marrón y naranja, rojo oscuro e incluso de oro – Pandenadas –

otoño en flor
desafiando las agujas del reloj
y ahora yo estuve secuestrado por tu sombra
he regresado de la oscuridad
a inventar un beso nuevo,
una nueva historia…
. . . . . . . . . . . . . . . . . Alberto Plaza
 

Pues bien, por aquí parece que corre a toda prisa el tiempo (sí, ya sé, no puede correr porque no tiene pies). Apenas hace algunas lunas era primavera y, en realidad ya es septiembre, 21 para ser exactos.

No sé que tiene el otoño que tanto me fascina, será que tienen la misma duración los días y las noches, será el crisol, será por aquello de la cosecha, será por la madurez (literariamente hablando).

A unas horas del equicoccio otoñal que en México será el 22 de septiembre 14:44, dejoles mi sentipensar.

Fuente: Sociedad Astronómica del Planetario ALFA

 

OTOÑO

Y es así que el sol de septiembre matiza en amarillo a los manzanos bajo la forma de su carga. A las flores cortina de colores. Largos pliegues a las llanuras. Y especialmente a los arándanos un punto de púrpura azul con tonos de oro.

Donde quiera que mires; dulce brisa de Sinfonías multicolores susurran a través del tiempo colores vivos, matices rojos y crisoles azafranados, retratan deslumbrante la alegría solemne de las hojas secas esparcidas marrón.

Época de ensueños pintados en oro.
¡Es el otoño enamorando mi corazón!

Pande .n_n.

Otoño

.

.

.

.

.

.

.

.Puesta en escena de praderas amarillentas bajo el cielo claro; huyen hacia el este en el lejano azul profundo del mar – Pandenadas –

UN BRINDIS POR MI HERMANO

Estándar

Al caer la noche, tan sólo acoge ese imprevisto acertado de estar vivo – Pandenadas –

Que el corazón no se pase de moda,
que los otoños te doren la piel,

que cada noche sea noche de bodas,

que no se ponga la luna de miel.

Que todas las noches sean noches de boda,

que todas las lunas sean lunas de miel.

………………………………   Joaquin Sabina

    24 – Agosto – 2013

 

Pues hoy se casa mi hermano pequeño, sí. Ese al que mis hermanas le hacían muchas travesuras, y él siempre las acusaba conmigo. Ese güerejo de ojos vivarachos, que le mordía las patas a los perros y le daba buenos mordiscos a las cebollas. Claro, que, en ese entonces él tenía, quizás 5 años.

 

No pude (por diversas circunstancias que no quiero recordar) estar en su boda. por lo que quiero dedicar ésta entrada para alzar mi vaso con agua (simple y calientita “asi me gusta”) y brindar por mi hermano menor que ahora es mayor en estatura y fuerza.

 

 

 

UN BRINDIS POR MI HERMANO

Alzo mi copa por mi hermano y su esposa
Que su amor vuele a través del desierto
y perdure más allá de la última puesta de sol.
Que vivan con gotero hasta el último
segundo de sus días juntos.
Que su vida sea regocijadamente llena de Amor

BRINDO SENTIPENSADOLES: Fantásticos, Afortunados e Inesperados hallazgos este día, todos sus días.  

  Te quiero hermanote. Que la felicidad se instale en tu hogar pese a cualquier circunstancia

pande .n_n.

Brindis de Boda . . . . . . . . . . . .

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Algún día escucharemos mudos latir nuestras arterias y se desbordará el amor en la mirada – Pandenadas –

Lunes Lunático

Estándar

Se congeló mi corazón, ojos de mar profundo teñido por la noche. Te miro y te remiro – Pandenadas –

.
.
Siempre,
llega hasta el salón principal
donde está el motor que mueve la luz
y siempre allí hace su tarea mejor
el reparador de sueños
Silvio Rodríguez

.

.

Este profesar un amor anónimo empieza a enloquecerme:
2:43 hrs. Sólo se me antojan sus besos de regaliz y quiero papas a la francesa con alitas barbecue.

Quisiera suponer es, buen indicio de salud, aunque en realidad se que es mera ansiedad porque él, ese jóven de los ojos tristes y sonrisa cautivadora no rompe su silencio.

En fin, mejor me acomodé para leer … Y surgió un lunes lunático

Se los dejo pues…

.

.

.

LUNES LUNÁTICO

Ha caído la noche. Cayó la noche, mientras leía un libro (Uno que había caído en mis manos) cuya manera era un hueco siniestro para mí.

Pensé en los grandes escritores capaz de recoger la luz y la belleza del mundo en páginas imperecederas.

Cerré el libro, cerré los ojos, y me vi, en el momento, rodeada por una brillante luz del sol y la luna… El amor y la paz.

Y me di cuenta: El tesoro que buscamos levantando la palma de nuestras manos; Está en los libros.

.

Un poco de lectura  y a dormir

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Esta noche, con más insolencia que nunca, los sueños de la luna; no me acarician – Pandenadas –

Regaliz

Estándar

Este gozo inefable que me dejaste en la boca y en el corazón. Una especie de dulce fragancia. El sabor que me recuerda un poco al de un regaliz.
Pandenadas-

Aquí sentí clarito cuando se escucho
el ruido de montaña que hace el amor
luego luego dan ganas, de ser sincero
. . . . . . . . . . . .  Enrique Quezadas
 
 
 

Curiosa manera tengo de relacionar los besos … Ok! a las personas con algún tipo de golosina. Y es el turno de: …

REGALIZ

Me atisbas,
despistas
desatino,
me río.

Calibras;
te miro,
ruborizas,
explicas.

Respiro,
desairo,
y reviro;
sonrío.

Me besas,
regalizas,
te alejas,
te libras.

Tú, libra:
mis albas
fascinas,
hechizas.

Pande .n_n.

Regaliz

.

.

.

.

.

.

.

.

Besos de regaliz: enróllate en mi boca, viaja hasta el crujir de los colores dulces de mi impaciencia por besarte otra vez
Pandenadas-

Incluso y, sin embargo … El frío

Estándar

Este libro donde viven: mi alma, esperanza, mi dolor, sueños, mis miedos; que contiene el espectro de mi vida, mis temores, mi amanecer – Pandenadas –

.

.

Sabes percibir si está lloviendo
aunque cuelgue el sol por la ventana.
Duele.
Porque mientes al negar que también te duele
que te duele este lugar con su frío
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .  Lalo López

  .
  .

.

Es el frío! -El ojo responsable de ésta tormenta. (a un año diez meses. Me quebranto).

 
 

INCLUSO Y, SIN EMBARGO …
EL FRÍO

El frío sólo avería este teclado…

En un drama estoy, en este bastidor
que me absuelve el arte incipiente en mí.

Estoy cansada, agotada por el peso
de mi propio sufrimiento vehemente,
hace una eternidad en que no ha cantado
bienaventuranza en mi sentipensar.

Alma ebria, borracha de ira inexpresable.

Incluso y, sin embargo algazara hipócrita.
Se amarra, a otras penas que las atenúe.

Para vivificar ésta fría noche,
hay que leer hombres que lloran; consuelan.
Estrangulan mi martirio con el suyo.

Me gusta percibir al herido cantar
sus inherentes dolores. No sé por qué,
leerles, me empuja a la resignación.

Me gustan esos zagales que disputan
contra y consigo mismos. Yo los amaba
y sufrimos juntos… Solidaridad.

Palpitaciones mancillando las almas
a la usanza de corazones desnudos
susurrando avinagradas canciones.

¿Y qué? -siempre regreso otra vez, mañana-
Incluso con el corazón distendido.

Y sin embargo, osado ramalazo
solloza masoquista al anochecer.
Incluso, los silencios ensordecedores
son parte de una satisfacción extraña

Incluso y, sin embargo … siento frío

 .

.
Pande .n_n.

frios
.

.

.

.

.

.

.

.

.con la fatiga del dolor llega un extraño consuelo… el sueño – Pandenadas-