DESDE ENTONCES TE VENGO QUERIENDO – En memoria de mi Abuela

Estándar

Porque el vacío no se puede llenar, pero el recuerdo permanece en éste claro de sol – Pandenadas

.

.

Y recuerdo las manos de mi abuela,
como ramas de olivo, su canto de plata,
y la imagino, pequeña, extendiendo las sábanas
sobre la hierba fresca de una primavera llena de estrellas
………………………….. Ismael Serrano

.                               

.

Han pasado muchas primaveras desde el fallecimiento de mi abuela, y pocos son los recuerdos … Mis memorias están, casi todas, construidas por fotografías.

Bastantes veces al año me acuerdo de ella, pero fue en una primavera como estas, en estos días que alzó su vuelo con el claro de sol.

 

.

.

.

DESDE ENTONCES TE VENGO QUERIENDO

Mi abuela bailaba aturrullada en la cocina.
Cabello rojo violeta, en una algazara;
Los días, eran una fiesta.

Claveles, Gardenias. También la comida era una fiesta.
Me arropabas entre tu chal, lo recuerdo muy bien.

Pecas llenas; satisfacción cuando la noche llegaba.
Desayuno en Xochimilco la mañana de navidad.
Tu rostro; la balanza del silencio, una flor, una sonrisa,
memorias edificadas con fotografías. Eso tengo.

Viviste —me imagino— como la fantasía escocesa.
Hermosa al rítmo de Cadícamo en los brazos del abuelo.
Te fuiste; viento de primavera con pleno color en vuelo.

Yo desde entonces te vengo queriendo.

Pande .n_n.

en memoria de mi abuela

.

.

.

.

.

.

.

.

.

La muerte juega en asonancia y aliteración con los ritmos y las pausas. Básicamente como la vida nos la cuenta – Pandenadas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s